EL SACRIFICIO POR EL SACRIFICIO, NO FUNCIONA SI NO EXISTE COMPENSACIÓN

El Sacrificio de los ciudadanos españoles

Todo el sacrificio que está padeciendo la sociedad española, se tiene que ver compensado en una acción política firme, decidida y orientada a eliminar las causas que lo han provocado y a hacer expiar mediante la reclamación de responsabilidades a aquellos quienes con sus comportamientos han producido tan graves heridas. Los responsables de tanto sacrificio como el que soportamos los españoles se enriquecieron a mansalva y hasta la fecha nada se les ha exigido y nada han devuelto

Sin embargo, el empobrecimiento de la población española está favoreciendo la languidez del consumo, provocando el que no se invierta, lo que, a su vez deriva en que no se cree empleo.
EL SACRIFICIO POR EL SACRIFICIO NO FUNCIONA

(Del blog el empobrecimiento injusto)

Una mayoría de la sociedad –constituida por la clase media y trabajadora- se ha empobrecido debido a que unos han perdido su puesto de trabajo, y otros han sufrido algún tipo de recorte en su trabajo, en su salario o su pensión.

El consumo se ha hundido, porque una mayoría de las familias estaban endeudas con su hipotecas…y de repente se han encontrado una fuerte reducción de los ingresos en sus familias, y a la par han visto como los gastos se han disparado, especialmente, en aquellos servicios o productos de sectores regulados, y encima con estupor y estoicismo han tenido que sufrir la presión de unos impuestos que se encuentran desbocados.

CONSUMO

Todo el mundo sabe que el empleo crece cuando las empresas, de un país, invierten; mas, para que esto ocurra los empresarios tienen que considerar que van a obtener un retorno que compensará la inversión realizada; es decir que van a tener beneficios.

La realidad de la productividad

En una entrevista concedida a Marta García Aller para Actualidad Económica por el Presidente de la Asociación de Gran Consumo, Javier Campo, decia: “La gente tiene que entender que nuestro nivel de vida va a depender de nuestra productividad”.

Lo que yo traduzco a roman paladin: “en el futuro tendremos que trabajar mas duro para ganar lo mismo que en 2007 en el mejor de los casos”.

Como en España de momento no hay futuro, se hace necesario que las empresas españolas tengan salir al exterior a obtener una presencia en mercados abiertos y competitivos; y eso, se consigue cuando las empresas disponen de ventajas competitivas unas determinadas por la diferenciación (via productos o marcas), y si no se dispone, de ellas, hay que ser competitivo por la via de los precios.

Muchas de las empresas españolas, obligadas a salir al exterior; están comprobando que su penetración está determinada por la vía de los precios y esto les obliga a un permanente control de costes, ya que sus incrementos no cabe repercutirlos en el precio a los clientes.

El esfuerzo que requiere ese ajuste se ha podido realizar, gracias, a un incremento de la productividad gracias, en el menor de los casos, a las nuevas inversiones en bienes de equipo mas productivos, lo que a su vez ha exigido una mayor cualificación y preparación de las plantillas de esas empresas; pero cuando no eso no ha sido posible la productividad se ha mejorado gracias a la reducción de los costes que repercuten sobre el precio final de los productos, y los únicos que las empresas pueden ajustar son los salariales.

Antiguamente los desajustes macroeconómicos se rectificaban mediante la devaluación de la moneda, y como esto hoy es imposible; la recuperación de la competitividad; es decir, del incremento de la productividad, se está realizando mediante la flexibilización laboral que ha permitido la reforma laboral y que está resultando dramática para cientos de miles o millones de familias españolas.

El verdadero propósito de la Reforma Laboral

No nos engañemos, el propósito de la reforma laboral no ha sido la creación de empleo, sino ayudar a mejorar la competitividad de las empresas a corto plazo; para que vendan en el exterior lo que no pueden vender en España; por la vía de la reducción de los costes salariales
REFORMA LABORAL

En nuestro país, hasta las ratas saben, que para que las empresas puedan vender sus productos o servicios, tiene que existir un consumo, y el consumo quienes lo realizan son las personas, que tienen que satisfacer las necesidades de las familias. Hoy si las familias no consumen, no es porque no quieran sino, es porque no tienen ingresos suficientes ya que unos no tienen trabajo –mas de cinco millones- otros porque entre los recortes de la reforma laboral, la subida de impuestos, el incremento de los gastos básicos –la energía, los estudios de los hijos, la sanidad, etc. sus ingresos no alcanzan mas allá; o bien, porque quienes son mas afortunados, prefieren ahorrar, y no consumen porque temen que en el futuro les puedan alcanzar o los efectos de los recortes o la perdida del empleo.

Luego si la inversión la llama el consumo y este se produce cuando hay empleo que a su vez se crea con la inversión, ¿como se transforma en triangulo perfecto el circulo vicioso que ha generado la crisis?.

Pues en términos macroeconómicos se ha planteado que las empresas vendan sus productos fuera del país. Para vender fuera, salvo que se disponga de ventajas competitivas sostenibles –lo que requiere inversiones en I+D-, tienes que ser competitivo en precio, y como las empresas españolas, que han mejorado su competitividad gracias a la reforma laboral, les está permitiendo vender sus productos en unos mercados internacionales, situados en países que afortunadamente sus economías se encuentran en fases expansivas y mantienen importantes niveles de consumo. Estas ventas al exterior, de mantener su crecimiento son las que pueden generar empleo, manteniendo la competitividad que favorece la reforma laboral –ya se sabe flexibilidad laboral-.

La otra vía con que cuenta nuestro país para crear empleo es seguir atrayendo turistas, a corto plazo se está consiguiendo, gracias a las crisis que padecen a su vez otros países que compiten en ese rublo, y siempre cuando a los turistas se les ofrezca paquetes turísticos de bajo coste la respuesta estará asegurada. Esta segunda alternativa, tiene una gran capacidad laboral, y para mantener una oferta así nuevamente requiere de una legislación laboral “flexible”.

Riesgos ante una posible parálisis de la acción del Gobierno

En consecuencia, si el comercio exterior y el turismo proveniente de las visitas de extranjeros hacia España no funcionaran entonces nuestro país tendría un futuro mucho mas tétrico.

Otro riesgo o problema que tiene nuestro país que puede agravar la situación viene expuesto si las grandes empresas, los empresarios deciden retrasar sus decisiones de reinvertir; en bienes de equipo productivos; la parte de beneficios que les está reportando el actual ajuste.

Este retraso puede provocarlo una política desacertada de un gobierno que muestre mas interés en sus resultados electorales y a su vez decida posponer la toma de aquellas decisiones que contribuyan a la mejora de la competitividad en el interior del país.
EL SACRIFICIO POR EL SACRIFICIO

No nos engañemos, la recuperación económica es mas rápida cuando se es eficiente, y la eficiencia se logra cuando existe una concurrencia favorecida por la competitividad del mercado; en consecuencia, la eliminación de cualquier distorsión determinada por la intervención del Estado favorece que la transparencia y la concurrencia contribuyan a que la eficiencia se erija en el único regulador.

En los últimos años, ha existido un excesivo intervencionismo del Estado en la actividad económica contribuyendo a distorsionar grandemente la competencia por medio de la política de subvenciones, o bien debido a la toma de decisiones de orden político que han maniatado la independencia en la actividad del regulador en nuestro país -Banco de España, CNMV, CNE, CNC, etc.-, habiendo intervenido además en sectores de actividad donde el acceso para emprender iniciativas empresariales está ya de por si muy limitado.

La eficiencia de los mercados

Los mercados menos eficientes son los regulados, ya que los agentes, que en ellos intervienen, cuando toman decisiones incorrectas no producen el mismo efecto que en un mercado abierto a la competitividad, en un mercado regulado, los errores se socializan pagando su coste, en primera instancia, el usuario de esos servicios y posteriormente el resto de los ciudadanos; mientras que en un mercado competitivo, el alcance es mas limitado, ya que es el empresario quien los acaba pagando”.

MERCADO INEFICIENTE
En consecuencia, si de verdad el Gobierno quiere acelerar el proceso de creación de empleo, debería desregularizar esos mercados, contribuyendo así a una mejora de la productividad necesaria para las empresas y para el conjunto del país. Es por tanto, una exigencia que la ciudadanía debiera elevar hacia los representantes políticos, en compensación a tanto sacrificio.

Ajuste, reducción y modernización de la Administración

Por otra parte, el Gobierno debe hacer frente a otro problema que cada día es mas grande; la deuda pública, cuyo crecimiento se debe a que los gastos siguen siendo muy superiores a los ingresos, y ese déficit dispara aún mas los gastos de mantenimiento de una deuda cuyo tamaño se corresponde con el volumen del PIB. Esos gastos que hasta ahora se han tratado de reducirlos por la vía de los recortes: en la enseñanza, en la investigación, en la asistencia sanitaria, en las pensiones, etc. no han afectado en la forma debida a las ineficiencias existentes con las Administraciones, y es por ahí por donde deberían de encontrarse los ajustes que los ciudadanos deberíamos reclamar. Menos administración, menos duplicidades, mas modernización y mejora de la eficiencia, mas profesionalización, menos nepotismo y persecución de todo signo de corrupción.

Y por último, buscar incrementos de la recaudación por la vía de la lucha contra el fraude fiscal y la elusión fiscal, a la vez que se tendría que estar favoreciendo el consumo de las familias vía reducción del impuestos, en especial el IRPF.FRAUDE FISCAL

Reparación del daño por los responsables

Y para finalizar, buena parte de los problemas actuales son consecuencia de la relajación política y social, afrontar un nuevo periodo de expansión debería ocurrir a partir de una regeneración de la vida política, social y económica. Para ello, dos acciones son necesarias, una la reclamación de responsabilidades a quienes desde sus posiciones contribuyeron a quebrar una parte fundamental del sistema financiero y otra mediante la tipificación de determinadas actividades que tan perjudiciales han resultado para nuestro país, con el establecimiento de penas ejemplarizantes; se trata de una exigencia que la sociedad en general está demandando.

Nunca mas un país debe repetir, un proceso como el que nos ha tocado vivir a los españoles desde el año 2008. Por ese motivo denuncio y me rebelo contra lo que no funciona en mi país porque hace daño, acaso es mejor callar y soportar en silencio tanto sacrificio.

Si estas de acuerdo, compártelo en las redes sociales y/o pulsa el botón “me gusta”. En todo caso escribe un comentario y comenta tu opinión.
 
 
Anuncios

Un pensamiento en “EL SACRIFICIO POR EL SACRIFICIO, NO FUNCIONA SI NO EXISTE COMPENSACIÓN

  1. Tienes razón nos están empobreciendo y lo que nos ofrecen a cambio no existe compromiso para que los responsables de lo sucedido respondan ante los tribunales, ni que en el futuro no se vuelvan a repetir acciones de corrupcion como las que tanto daño han causado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s