Capitulo I: Momentos de crisis

 

_MG_0642

En los momentos de crisis,

 sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.

(Albert Einstein)

            Durante los últimos años he mantenido reuniones con muchas personas quienes tenían algo en común, todas se quejaban y lamentaban tener que vivir en un país “desgobernado” por culpa de una “clase política” distanciada de los verdaderos intereses y necesidades de la ciudadanía, y mas interesada en ejercer una excesiva tutela sobre la actividad económica. Nadie negará que, esas personas, no tuvieran razón ya que motivos existen para quejarse. Sin embargo, pienso, que los españoles pasamos mucho tiempo quejándonos, lamentando nuestra mala suerte, en vez de adoptar una actitud proactiva y proponer medidas para dar soluciones.

El día de la huelga general del veintinueve de marzo de dos mil doce; tome la decisión de dejar escritas las cosas (quejas) que en mi opinión han provocado que la sociedad española en general y la cántabra en particular, no puedan ser equiparadas a las de los países mas serios y a continuación presento mis propuestas para posicionar especialmente a Cantabria en el camino adecuado.

Con mi relato describo mi currículo, en el que no pretendo mostrarme como ejemplo, ni modelo de nada, ni para nadie, simplemente pretendo aproximarme sobre vivencias comunes; soy una persona cualquiera de la calle cuyo crecimiento personal y profesional ha sido sobre los “Valores” transmitidos por la  familia y otros aprendidos en la escuela o en las empresas donde he trabajado. Son valores que han estado muy presentes en mi vida, como la libertad, el respeto a la igualdad de oportunidades, el amor, la fraternidad, la empatía, la responsabilidad, la tolerancia, la seguridad jurídica, el ahorro, la humildad, la honradez, la independencia.

Deseo también retratarme políticamente, declarándome partidario de un pensamiento liberal, donde la promoción de las libertades individuales conducen al progreso de la sociedad, bajo los auspicios de un Estado de Derecho que garantice la igualdad de los ciudadanos ante la ley, sin que prevalezcan los privilegios ni las discriminaciones por cualquier circunstancia de raza, sexo, religión, etc. Así mismo, me muestro partidario de ciertas políticas reformistas tendentes a incrementar la participación ciudadana por medio de la intervención de los poderes públicos en las tareas que afectan a la comunidad, como son la educación, la salud, la justicia, la atención a las personas dependientes, el medio ambiente,  y algunas de las relacionadas con el ocio.

Entiendo que la personas tenemos un compromiso social y que el mejor patrimonio que la sociedad ha de dejar a sus descendientes es el de una sociedad que valore su LIBERTAD y donde los individuos reciban una formación de calidad, en la que valores como el esfuerzo, la constancia y la fraternidad encuentran sentido y motivan para forjarse como personas honradas y capacitadas. Los ciudadanos han de hacer efectivo el derecho a acceder al puesto de trabajo para el que se han preparado, o a otro, si existe una declaración constitucional que dice que “toda persona tiene el derecho y el deber de trabajar”, no se ha de quedar en mera declaración sino que, esta, ha de ser efectiva.

Nadie puede cuestionar que la sociedad española ha progresado; si, ha crecido el nivel de renta de los españoles, la esperanza de vida se ha incrementado para las personas; el país, se ha abierto al mundo, ahora somos una comunidad multirracial, multicultural, hemos entrado en la era de la globalización. En poco tiempo hemos afrontado cambios enriqueciéndonos temporalmente con ellos, pero a la par hemos dejado de lado a otra serie de valores como los de la “fraternidad”; siendo así que cada día sean mas frecuentes los casos de falta de empatía con el prójimo, las malas maneras en los colegios, en los medios de transporte públicos, en los recintos deportivos, se hacen frecuentes las situaciones donde se pone de manifiesto una falta de respeto a los profesores, a los ancianos, a los profesionales de la medicina, a los padres….

Los avances tecnológicos contribuyen a una mejora de la calidad de vida y producen extraños cambios en el comportamiento de las personas. Por ello, frecuentemente me pregunto. ¿Porqué se favorece la aparición de comportamientos tan poco respetuosos entre las personas?, ¿Porqué cada día prolifera mas un gamberrismo que atenta con los bienes de la comunidad?…

Desde que, el país, accede a la democracia se han producido muchos cambios en la sociedad española que han modificado determinadas pautas de comportamiento. Quizás haya sido la necesaria incorporación de la mujer al mercado laboral, -para hacer efectivo el derecho a la igualdad de género- a partir de la década de los años 80 del siglo pasado, el que mayor impacto haya tenido en nuestra sociedad, al provocar unas ausencias en los hogares, produciéndose una falta de atención de los niños durante muchas horas, sin encontrar una satisfactoria respuesta, y favoreciendo que generaciones de jóvenes hayan despertado en valores retransmitidos por unas televisiones cuya oferta no estaba pensada para satisfacer las necesidades de una audiencia inútil. Las familias mas afortunadas quizás encontraron, en los abuelos, las personas en quienes delegar una parte de la “obligación” para atender esas necesidades de educación. Mientras  se  producían estos cambios sociales, el sistema educativo español “instrumentalizado políticamente”  no se encontraba preparado para dar una respuesta eficiente.

El terruño “me duele”, al haber nacido en un pequeño pueblo de Cantabria, hace que lo sienta como si de mi cuerpo se tratara, y por el hecho de que nuestra región no acabe por encontrar su sitio en el contexto de las regiones europeas. Mi región es como una gran familia de aquellos “Hidalgos” en la que sus miembros carecen de unos objetivos conocidos y compartidos para alcanzar un posicionamiento reconocido entre las regiones mas desarrolladas; divididos nos hundimos en la desidia. En mas de una ocasión he tratado de hacer un esfuerzo por “visualizar” lo que seria de mi región dentro de veinte años. Ciertamente, el resultado no es muy alentador, intuyo que todo continuará siendo igual a lo que ahora es; las mismas infraestructuras, un poco mas antiguas; la misma estructura socioeconómica; los mismos problemas que arrastramos de toda la vida; el mismo anhelo frustrado de prosperidad entre la ciudadanía; en el fondo la misma frustración de quien pudiendo ser, sin embargo fracasa una y otra vez en dar de si todo lo que puede.

Soy un luchador, por ello quiero rebelarme contra esta visión, tengo el convencimiento de que Cantabria dispone de la capacidad y las potencialidades suficientes como para aspirar a posicionarse entre las regiones mas desarrolladas de España, para llegar a posicionarse por encima de la media Europea. La región dispone de pilares sobre los que cimentar un solido crecimiento económico, cuenta con buenos recursos humanos, unos recursos educativos y culturales excelentes como para fundamentar una industria del Conocimiento, un Medio Ambiente, un sistema sanitario, una tradición,  una base industrial y unos cimientos suficientes para desarrollar la industria del OCIO; además, cuenta con la estructura idónea como para transformar en riqueza la Biomedicina y la Biotecnología; por otra parte cuenta con unas infraestructuras como nunca antes tuvo (portuarias, terrestres, aeroportuarias), pero necesitamos compartir objetivos que nos orienten y ayuden a visualizar el final del camino al que lleva el futuro. Para esa labor se requiere un Liderazgo capaz de transmitir “Fe” a la ciudadanía en nuestras capacidades y la determinación para hacer frente a un futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s