Capitulo VIII: La corrupción

Si no peleas para acabar con la corrupción, acabarás formando parte de ella

La corrupción se encuentra preocupantemente extendida entre la clase política y financiera de nuestro país, pero no es menos preocupante el tamaño de la economía sumergida y de la magnitud del fraude fiscal que padece en el Ámbito privado. La principal causa que ha favorecido el fraude fiscal es la falta de honradez y la falta de conciencia cívica arraigada entre buena parte de la ciudadanía. El hecho de que esta conciencia se encuentre tan generalizada estriba en la percepción que se tiene de la ineficacia de la Hacienda Publica para controlar esas practicas; así como la carencia de ciertos valores cívicos debido a una deficiente educación recibida en estos menesteres.

Desde el Gobierno español una de las primeras medidas que adopta, el Presidente Rajoy, contra el fraude fiscal es aprobar una amnistía fiscal, brindando una oportunidad para que blanqueen dinero los defraudadores. Michele Boldrin dice que “señalar a los ricos como “culpables de que los demás tengamos que pagar impuestos” políticamente puede que sea rentable, pero no responde a la realidad; decir que si se acaba con el fraude fiscal se acabará con el déficit es una “fantasía peligrosa”. En mi opinión, el economista italiano, pone el dedo en la llaga cuando afirma que si existe un elevado fraude fiscal, se debe mas que a lo fácil que lo tienen los ricos para eludir los impuestos, al hecho de que la economía española se encuentra “tecnológicamente retrasada” y a la existencia de una escasa competencia en muchos sectores. El diagnóstico es claro: hay que “modernizar” la economía, permitir la “competencia” entre grandes y pequeños -para que mejore la productividad de todos- y generar suficientes incentivos para que las empresas crezcan.

La economía sumergida en nuestro país representa mas del 24 por 100 del Producto Interior Bruto (PIB) regional, en términos monetarios representa mas de TRES MIL MILLONES de euros . Para apreciar el volumen que representa esa cifra basta con recurrir al Presupuesto consolidado para el año 2013 de la Comunidad Autónoma de Cantabria que asciende a DOS MIL DOSCIENTOS NOVENTA Y TRES MILLONES, DOSCIENTOS MIL SETECIENTOS NOVENTA Y OCHO EUROS(2.293.200.798,80).

Pensar que no tiene mayor importancia para los ciudadanos que con nuestros impuestos sostenemos el sistema es un craso error. El colectivo formado por Gestha sostienen que cada cántabro debe pagar 859 euros anuales de mas en impuestos para compensar el nivel del fraude fiscal. En consecuencia, debido a la generalizada conciencia defraudadora en la sociedad ya sea debido a una falta de conciencia cívica, o porque se considere que los actuales impuestos son excesivos, hay otra parte de ciudadanos que consideran que la lucha contra el fraude no es eficaz. Acabar con esta forma de pensar que tiene la ciudadanía, ha de ser uno de los pilares básicos de la actuación política para reducir el fraude fiscal hasta niveles comparables con la media de los países europeos.

Una de las Áreas por donde comenzaría sería trabajando en dar trasparencia a la acción política, haciendo transparente para los ciudadanos los ingresos y patrimonio de todos los políticos, insistiendo en ahorrar el gasto de la Administración Pública, donde es público y notorio que existe fraude. Se trata de la percepción de las cantidades que se perciben por parte de las personas inscritas en las oficinas de empleo. Convocaría por grupos y por zonas a todos los desempleados que perciben una prestación social, y que en ese momento no se encuentren asistiendo a algún tipo de acción formativa y los citaría en los polideportivos o centros cívicos de cada municipio. Estas personas estarían sujetas a un horario de jornada partida y asistencia obligatoria durante el plazo de un mes, prorrogable. Control riguroso de la asistencia y amenaza de pérdida de los derechos de la prestación por desempleo o en su caso del subsidio.

Se les impartiría charlas de autoestima, inteligencia emocional, elaboración de currículos, información sobre los puestos de trabajo con mayores tasas de empleabilidad, zonas donde se concentran las mayores ofertas de trabajo, se les facilitaría información sobre el autoempleo y se les entregaría un programa de acciones formativas con alto índice de inserción laboral.

Se trabajaría con ellos individualmente y en grupo, se les ayudaría a la detección eficiente de las debilidades y fortalezas de cada persona con el propósito de ayudar a un mejor encauzamiento hacia la reinserción laboral describiendo en su caso las necesidades formativas para minimizar esas debilidades. Se les informaría de las ofertas existentes en otros mercados con ofertas laborales a fin de favorecer la movilidad geográfica y el reciclaje. Tratando estadísticamente esa información en las bases de datos para una mejor adecuación con la oferta de formación del Servicio Cántabro de Empleo.

A la postre el objetivo además es disuadir a quienes defraudan con su inscripción en las oficinas de empleo para percibir prestaciones o subsidios, el propósito sería también ayudar a reorientar hacia la inserción o reinserción de unas personas que es injusto no tengan su trabajo,  y a la vez se estaría identificando a quienes verdaderamente necesitarían percibir la prestación correspondiente.

Por otra parte, desde el Gobierno elaboraría un Plan Forestal que entre otras cosas contemplara la reforestación, limpieza, creación de pistas y sendas, construcción de centros de interpretación y facilitaría la creación de centenares de puestos de trabajo y ofrecería a todos estos desempleados para que se pusieran a trabajar en los montes de Cantabria. Ofreciendo  la correspondiente asignación mensual que no debiera ser inferior a un neto mensual a 1.000 euros (cantidad que considero mínima para una familia con dos hijos/as) y que crecería o se reduciría en función del número de descendientes. No es justo poner en la calle a una persona a la que se condena junto a su familia al mayor de los desamparos.

Con estas acciones se estaría dando trabajo a profesionales dedicados a atender a quienes tienen que acudir a los pabellones municipales, y por otra parte conociendo las necesidades que tiene Cantabria en la reforestación y limpieza de sus montes sería un primer paso en potenciar y recolocar en un sector de gran futuro para nuestra Comunidad, lo que permitiría prevenir y controlar los incendios, reordenar la masa forestal, abrir nuevos espacios orientados hacia el ocio y el aprovechamiento del Medio Ambiente para la formación de los estudiantes y esparcimiento de todos. Se construirían sendas, parques y observatorios, centros de interpretación, etc.. Se aprovecharía la mano de obra para la recuperación de ríos, lagos y afluentes, la limpieza de las riberas, el propósito sería poner en valor los recursos naturales de la Cantabria del interior, y favorecer el asentamiento de la población en el Ámbito rural.

Esta deslealtad tributaria y social que recorre todos los estamentos de nuestra sociedad; desde el dentista al fontanero, desde el médico en su consulta privada hasta el pintor, desde el empresario hasta el propio consumidor que se niega a pagar el IVA de la factura; no deja de crecer hasta el veintitrés con siete por ciento, un poco por encima de la media nacional (23,3 por 100), aun cuando todo hay que decir que es inferior a otras Comunidades como la Riojana (31,4 por 100), pero superior a nuestros vecinos (Asturias 20,2 y País Vasco 20,6 por 100).

De aplicar como punto de partida la medida propuesta de controlar el tiempo de los inscritos en las oficinas de empleo, estoy convencido de que, transcurrido el primer mes, el 20 por 100 de ellos, sino mas, causaría baja de las listas del Servicio Cántabro de Empleo, mas de diez mil personas, muchas de ellas causarían alta en la Agencia Tributaria. De esta manera se produciría un doble efecto de ingreso y ahorro en la Administración Pública. No debemos engañarnos una de las causas de que el fraude fiscal y la economía sumergida tenga en nuestro país el nivel que tiene es debido a la consciencia de la levedad de las sanciones, y a la reducida probabilidad de ser descubierto.

Por otra parte es imprescindible que desde la Agencia Tributaria se cruce la información con la Seguridad Social y coordinaran su trabajo con acciones de calle buscando las nuevas actividades económicas.  Una medida de este tipo, tengo el pleno convencimiento, que contribuiría a eliminar parte de la economía sumergida que existe en la región, que además de defraudatoria para con la Hacienda Pública supone alteración de los mercados al concurrir como una “competencia desleal” que resulta para las empresas legalmente establecidas.

Según la información que manejan los técnicos de Gestha, una reducción de diez puntos porcentuales en la economía sumergida, la situarla entorno al trece con setenta por ciento, además de situarnos en el umbral de los países desarrollados, supondría una recaudación adicional para la Hacienda Cántabra de uno quinientos millones de euros, que se repartirían entre poco mas de trescientos treinta millones de la parte tributaria y ciento  sesenta y siete millones de la parte adicional de cuotas a la seguridad social.

En el informe Gestha al que me remito se asegura que las bolsas de fraude existentes en la economía Cantabria  el sector inmobiliario representa el 1,09 por 100 del nacional que ascendería a ocho mil seiscientos millones de euros. Identifican también que el 58,7 por 100 de los arrendamientos escapan del control de la Hacienda Pública, estimándose la cifra en ocho mil novecientos arrendamientos sin declarar, representando el 0,9 por 100 de viviendas sin declarar de las existentes en España. Lo que representaría una cifra próxima a los doce con cincuenta millones de euros anuales derivadas de los arrendamientos de vivienda.

Otro foco de fraude, que Gestha identifica, se encuentra en las pequeñas empresas; según sus datos el noventa y cinco con treinta por ciento de las sociedades asentadas en nuestra región que facturan entre 1,8 y 6 millones de euros (626 sociedades) se escapan al plan de la lucha contra el fraude, ya que en la mayoría de los casos, sus estados contables no son auditados ; pues probablemente hay que pensar en cambiar la ley y ajustarla a la realidad del mundo.

Complementariamente a todo lo anterior, un dato mas que pone de manifiesto el volumen de la economía sumergida es la cifra de billetes grandes en circulación, que alcanzando los ciento catorce millones de unidades en dos mil once, representa el sesenta y cuatro por ciento del valor total del efectivo en manos de los españoles, el importe de los billetes de quinientos euros ascendió a la cantidad de cincuenta y seis mil setecientos cincuenta y nueve millones de euros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s