Los 10 factores que explican la menor competitividad de España

Estoy preocupado por la situación que atraviesa mi país; esta preocupación se debe a mi actividad profesional, soy empresario y me interesa lo que le ocurre a mi país, ya que, a mi empresa, afecta la actual falta de actividad económica.

En mi libro Cantabria Tierra Prometida expongo tratando de comprender algunas de las causas, que achaco al comportamiento de muchos de los ciudadanos que vivimos en este país, y entre unos y otros soportamos o consentimos, y pocos tratamos de erradicar. Por consiguiente, los españoles no podemos acusar a terceros de lo que estamos padeciendo, todo es debido a cosas que hemos hecho, y seguimos haciendo mal.

Con el propósito de comprender esas causas de la forma mas objetiva posible he recurrido al Índice de competitividad global (IGC) la Edición 2013 cuya Fuente Oficial: es el Foro Económico Mundial.

En este índice la Posición que ocupa España es la 36 entre Bahrein y Kuwait; esta posición, para mi no es satisfactoria, ya que un país, que deseo ocupe posiciones que corresponden a la prosperidad y modernidad, no puede ocupar una posición media en la tabla de todos los países del mundo.

Con el fin de conocer las verdaderas causas o factores que hacen que nuestro país ocupe una posición tan retrasada en el referido índice centro mi atención en los diez factores más problemáticos para hacer negocios, resultando ser los siguientes: (ordenados de mayor a menor importancia)

1º. Acceso al Crédito

2º. Ineficiente burocracia gubernamental

3º. Regulaciones laborales restrictivas

4º. Las tasas de impuestos

5º. La insuficiente capacidad de innovación

6º. Corrupción

7º. Normativa fiscal

8º Inadecuada fuerza de trabajo educada

9º Pobre ética de trabajo de mano de obra nacional

10º La inestabilidad política

Creo que la lectura de cada uno de estos factores son suficientemente elocuentes sobre nuestra falta de competitividad, huelgan comentarios, lo que se diga no aporta valor a esta realidad.

Si a lo anterior, le sumamos los datos que proceden de un estudio editado por la Comisión Europea y elaborado por los economistas  Paola Annoni y Lewis Dijkstra; en el que se sitúa a España en el puesto número 14 de 27 en cuanto a competitividad, pues definitivamente concluimos que tenemos un grave problema.

Para calcular esta última clasificación se incluyen factores institucionales (corrupción, fraude fiscal, estabilidad política o calidad regulatoria); estabilidad macroeconómica (déficit, inflación o rentabilidad de los bonos del Gobierno); infraestructuras (densidad de las carreteras o de las líneas férreas); salud (incluida la tasa de suicidios o la esperanza de vida); educación primaria o secundaria, eficiencia del mercado laboral, grado de sofisticación de los negocios o desarrollo tecnológico.

Para mi es importante que quien primero tiene que tomar conciencia de esta realidad es la ciudadanía; cada ciudadano español tendría que conocer los 10 factores que limitan la competitividad de nuestro país. Y saber que eso redunda en nuestro perjuicio; en consecuencia, toda nuestro pensamiento tiene que estar orientado a reducir esos factores, en consecuencia una mayor conciencia ciudadana es necesaria para exigir mayor grado de responsabilidad a todos. Y esa conciencia luego reflejarla a la hora del voto.

Por último, está todo dicho, si hay políticos que quieren hacer cosas, que se enteren lo que tienen que hacer, que tengan claro que son sobre estos factores que impactan positivamente en la economía, sobre los que tienen que trabajar y que se dejen de demagogias y clientelismos que solo entorpecen y perjudican nuestra competitividad.

Para mas información acude a United Explanations