El mal ejemplo se generaliza

El mal ejemplo se generaliza y encuentra su peor expresión con el fraude fiscal. Entre, unos pocos, quienes se aprovechan del sistema para eludir el pago de un elevado volumen de impuestos; y aquellos otros, que son muchísimos, evadiendo pequeñas cantidades alcanzan otro grandísimo volumen de impuestos no recaudados, que el resto de ciudadanos ha de soportar para mantener el sistema de todos.
Veamos algunos ejemplos que nos resultaran mas o menos próximos.

Sigue leyendo