Valores sociales

Este nuevo estilo de vida “consumista” que nos hemos dado, ha trastocado la jerarquía de valores sociales, a las personas se las reconoce valor por lo que poseen, no por lo que son, no por su saber, su capacidad, su competencia, su actitud ejemplar ante la vida. Hoy un “mindundi”  tiene reconocimiento social, simplemente por gozar de una mera apariencia de poseer unos bienes que son apetecibles para el resto de la sociedad.

No resulta extraño que durante años, llevemos escuchando por los medios de comunicación numerosos escándalos de robos, desfalcos, etc. en el que los autores no son detenidos, o si lo son, ni se les exige que devuelven lo que robaron, y no pasa nada.

En la calle, la mayoría de la ciudadanía tiene la sensación, cuando hablas con las personas, que cuanto más roban, más fama obtienen, e incluso el ladrón puede llegar a ser agasajado, cuando no presentado como ejemplo de lo listo que es por haberse llevado el dinero de un “furgón”.

Me resulta muy difícil concebir que un ladrón, por listo que haya estado para dar el golpe, pueda convertirse en icono o referencia social.

Algo no funciona en esa sociedad, cuando recurre a este tipo de sujetos para entretenernos.

Creo que, hay valores que nunca pueden ser subvertidos. 

Anuncios

Manera de vivir

Los ciudadanos, tendemos a la simplificación a la hora de identificar a los responsables de la actual situación económico-financiera, hablas con tus familiares, amigos, conocidos y todos señalamos a “los políticos” como responsables máximos de cuanto padecemos. Ahora bien, sabemos que no son los únicos; uno en especial (ZP) ha sido responsable por haber negado, a la sociedad,  la existencia de la crisis, retrasando la adopción de las medidas que corrigieran lo que se nos venia encima. En mi opinión, esa actitud negligente no fue la única causa del actual desastre que padece el país; tengo la certeza de que la Presidencia de Zapatero se recordará como una lamentable etapa en la historia de España, especialmente, por ser el responsable de poner en cuestión muchos de los valores tradicionales con un claro propósito político para “manipular” a la sociedad, facilitando el desarrollo de una ética de conveniencia. Como decía Groucho Marx “Estos son mis principios, sino le gustan, tengo otros”.

MIS VALORES

Mi personalidad se ha forjado sobre una serie de valores que con el tiempo he ido identificando y valorando para que me sirvieran en ese proceso de aprendizaje continuo de la asignatura común a todos que es la VIDA.

A partir de una cierta edad, relativamente temprana, tomé consciencia de la importancia que para mi tenia el hecho de mantener una determinada actitud con la que desarrollar un comportamiento que me permitiera progresar y crecer; puesto que además era lo que deseaban quienes me querían.
Debido a la perseverancia y la constancia de mis profesores que con paciencia asumieron su compromisorespecto al ejercicio de su profesión con auténtica responsabilidad, me ayudaron a interiorizar estos valores como a valorar el significado que la educación tiene para la formación como personas; también sería la firme voluntad de mi abuela la que me enseñó a  sentir y a ser sensible especialmente con los mas necesitados, mostrando compasión sin esperar nada a cambio; también me enseñó la manera de afrontar la convivencia con alegría y humildad.
Sería la rectitud de mis padres, la que me llevó a valorar la importancia de la familia como soporte para laconvivencia, fraguada entre la fraternidad y la empatía con todos los miembros de la misma y sostenida con una firme actitud hacia el respeto, la sinceridad y la decencia.
La asunción de otros valores, estuvo motivada por mi incorporación al mundo laboral, y fomentado por mis jefes al resaltar la importancia de aquellos relacionados con la disciplina, la constancia, la pulcritud y la coherenciaprendiendo, desde una etapa tan joven en mi ser consciente.
Por otra parte, como persona bastante observadora que soy, hasta donde llegan mis recuerdos, siempre me ha llamado la atención las pautas de comportamiento que seguían las personas de mi entorno, cuando visito otras poblaciones de España o del extranjero me gusta sentarme en un sitio público, muy transitado, para observar, mirar como se mueven las personas, como se relacionan, y tratar de escudriñar las causas de su comportamiento. Independientemente de si se trata de un pueblo, de una ciudad mediana o una gran capital, da igual, siempre hay un porque y ese es el que trato de averiguar por medio de la observación y a mi curiosidad por adquirir nuevos conocimientos, formando este aprendizajeparte fundamental de cualquier ámbito de mi vida.
Desde que alcancé la independencia económica para gobernar mi propia vida y la de mi familia, he procurado mantener la integridad personal y profesional, con una permanente actitud de mejora continua que me llevara hacia unacierta excelencia profesional, permitiéndome ser cada día el mejor en mi actividad.
Posteriormente, mi obsesión por obtener la independencia financiera me llevo a establecerme por mi cuenta y a valorar la importancia que tiene ante los demás la honestidad de tus proyectos, la transparencia en las propuestas, elcoraje y la determinación por la consecución de los objetivos.
He aprendido a valorar la importancia que tiene el que los terceros reconozcan que en tus decisiones existe laequidad y la justicia. En ese aprendizaje reiteradamente he tratado de mostrarme solidario para con los demás sin esperar nada a cambio, sino expresar mi necesidad de mostrar mi gratitud para con la vida
Finalmente, para la vida en sociedad cada día mas me ratifico en que la base de todo se encuentra en la libertad, no tiene ningún sentido esta vida si carecemos de algo tan preciado como es la LIBERTAD. He aprendido a comprender que la puntualidad no es cortesía sino una demostración de orden, que la tolerancia es el primer paso para reconocimiento de la diversidad de las personas; que el civismo es la mejor expresión para una convivencia respetuosa hacia los demás; que la lealtad y la rectitud son las reglas básicas en las relaciones de amistad; que el éxito cuando llega no se exhibe sino que se ha de saborear con la sencillez y la gratitud de un aprendiz de la vida.
La elaboración de este libro ha sido para mí una experiencia inolvidable y una gran satisfacción personal, ha sido un año intenso. Espero haber sabido transmitir mis pensamientos, mis inquietudes y mis reflexiones. Lo que hagas en esta vida cuenta, y no sólo eso, si no que resuena en la eternidad.