La prepotencia en democracia

Minientrada

La prepotencia de las Administraciones y de algunas empresas

Cada día lo tengo menos dudas, la prepotencia de las Administraciones y algunas empresas dejan sin efecto el enunciado del articulo 14 de la constitución, y dudo que tenga plena aplicación  en parte alguna de España. Sigue leyendo

EL GOBIERNO NOS EMPOBRECE, Y ¿CALLAMOS?

Minientrada

El Gobierno nos empobreceEmpobrecidos y mudos

Los españoles somos un pueblo acostumbrado a padecer que los Reinos y los Gobiernos nos empobrezcan; la historia es testigo de ello, el problema, es cuando además te exigen que te calles, o simplemente te calles.

La sociedad española padece aún los excesos de un pasado reciente, donde los valores fueron trastocados arteramente, para implantar un relativismo que, justificara los fines independientemente de los medios empleados y, sirviera para quitar importancia al precio que el pueblo iba a tener quwe pagar por ello, y bien que lo estamos pagando.

Esta filosofía que animó la acción política, del Presidente Zapatero, fue mimetizada por buena parte de la sociedad española, y especialmente por los representantes políticos en las instituciones financieras y de una parte de los representantes empresariales. Sigue leyendo

Minientrada

Exigimos cambios en la relación con los politicos

Minientrada

Desde mi perspectiva y vivencia personal, las cosas (económicas, políticas, sociales) nunca han estado tan difíciles como en la actualidad, así que considero que los ciudadanos deberíamos tomar conciencia de que ha llegado la ocasión en que nos toca pelear para provocar cambios que nos ayuden a construir una sociedad mejor. Creo que ya no es cuestión de salir de la crisis económica, sino también de superar la crisis derivada de una falta de Ética cívica en la que los españoles nos hemos embarcado. El comportamiento político, económico y social guiado por unos “determinados valores” nos han llevado a la peor crisis de las crisis que una sociedad pueda sufrir. Ante ello, y para salir con éxito debemos exigirnos que se produzcan cambios profundos, cambios a partir de los que construyamos cimientos tan solidos para que en el futuro nunca mas un Gobierno, unas entidades financieras, unos reguladores, puedan llegar a estar gobernadas y dirigidas por sujetos tan negligentes como para hacer que una sociedad llegue a perder la confianza en el futuro de un país. En mi fuero interno, abrigo el convencimiento de que la situación la tenemos que cambiar los ciudadanos, las cosas no cambiaran por la mera acción de un Gobierno, del que no espero mucho mas que una serie de medidas de carácter cosmético-fiscal._MG_0633

Minientrada

Soy un luchador, por ello quiero rebelarme contra esa visión catastrofista que a la que algunos ciudadanos a veces se abandonan, precisamente por esto hago público mi libro Cantabria Tierra Prometida. Tengo el convencimiento de que tanto España, como en concreto Cantabria disponen de la capacidad y las potencialidades suficientes como para aspirar a posicionarse entre los países mas desarrollados. La región dispone de pilares sobre los que cimentar un solido crecimiento económico, cuenta con buenos recursos humanos, unos recursos educativos y culturales excelentes como para fundamentar una industria del Conocimiento, un Medio Ambiente, un sistema sanitario, una tradición y una base industrial, además cuenta con unos cimientos suficientes para desarrollar la industria del OCIO; dispone de la estructura idónea como para transformar en riqueza la Biomedicina y la Biotecnología; por otra parte cuenta con unas infraestructuras como nunca antes tuvo (portuarias, terrestres, aeroportuarias), pero necesitamos compartir objetivos que nos orienten y ayuden a visualizar el final del camino al que lleva el futuro.

Para esa labor se requiere un Liderazgo capaz de transmitir “Fe” a la ciudadanía en nuestras capacidades y la determinación para hacer frente a un futuro.